SOCIALISTAS DE IZQUIERDA, SOCIALISTAS COMO ALLENDE


PHARMAKOS
abril 5, 2009, 8:01 am
Filed under: General, OTRO MUNDO ES POSIBLE, TRIBUNA SOCIALISTA

φαρμακος

escribe Luis CASADO – 04/04/2009

Modernidad, modernidad, progresismo, progresismo… la copia feliz del edén no para de sorprender al “mal barrio“, de asombrar al mundo, de acojonar al universo.

En la antigua Grecia el φαρμακος, o en parlancia moderna el Pharmakos, era un rito de purificación ampliamente utilizado para combatir alguna calamidad, y yo que sé, para luchar contra el virus hanta, mejorar el Transantiago, reducir la incuria, yugular las malversaciones, limitar el peculado, reducir las tasas de interés usureras, acortar las espera en los hospitales, lograr el milagro de transformar los sostenedores en expertos de la cosa docente, calcular las facturas de electricidad de acuerdo al consumo, en fin, como te decía, el Pharmakos era una especie de mentolato wirasacha, bueno para todos los males.

El Pharmakos consistía en elegir una persona que hacía las veces de víctima de un sacrificio, chato al que se expulsaba de la polis, de la cité o ciudad, y a veces, tal vez para acelerar la cura del mal, al que se le abreviaba el paso en este valle de lágrimas mediante el sencillo expediente de ofrecerle alguna mortífera poción, un copetón de cicuta, un coquetel de estricnina mezclado con alguna Cola, o bien, si la crueldad se imponía por sobre la piedad, simplemente Cola, Cola pura, Copsi o Pepca, poco importaba, el remedio exigía que el chivo expiatorio se fuese cortina, pasase el arma a la izquierda, la palmase, se dirigiese directo a alimentar las amapolas por la raíz, tú me entiendes tú me,

El chato que te cuento debía encargarse, en el más allá, de todos los males de la polis, purgar la cité del mal que la aquejaba.

El término Pharmakosportaba en sí una cierta ambigüedad visto que lo mismo significaba “veneno” que “remedio“, y muchos años más tardeel químico suizo Philippus Aureolus Bombast von Hohenheim -más conocido como Paracelso- pretendió que la diferencia estaba en la dosis.

Como quiera que sea, del griego Pharmakos nos viene Farmacia, establecimiento que en alguna época llamábamos Botica, término que también viene del griego bizantino Apotheké y que significa almacén o depósito de mercaderías.

En la parlancia moderna y progresista de nuestro campo de flores bordado la palabra Farmacia designa un boliche venenoso que forma parte de una mafia, de una n’drangheta, de una cosa nostra, de un Cartel, de una Entente, de una estafa, de una red de traficantes en plan Franchising o franchaisin, que niega los medicamentos genéricos y te obliga a comprar moléculas caras, tanto más caras cuanto que las diferentes mafias se pusieron de acuerdo para subir los precios, -la libre competencia ¿te dice algo?-, mientras el SERNAC, el ministerio de la salud y otros organismos tan inútiles como ciegos y sordos son los últimos en enterarse del fraude, de la estafa, del dolo, del timo, del robo, visto que carecen de las prótesis para oír o del bastoncito de no vidente para dirigirse, e incluso de la consciencia cívica que debiese presidir la defensa de los intereses ciudadanos, -el mercado proveerá-, y se limitan al vicio onanista que consiste en hablar, sobre todo hablar, de la benemérita “fiscalización“, especie de Pharmakos nacional, panacea folklórica, pomada quijotesca que cura todo menos la incompetencia y la falta de probidad.

Los griegos de la Grecia antigua no eran ni modernos ni progresistas, ellos, que desconfiaban tanto de la naturaleza venal de algunos funcionarios que depositaban en el pueblo mismo las tareas de control de pesos y medidas, de la calidad de las mercancías y por cierto de su precio.

Si no me crees, lee la biografía de Περικλς, Pericles, -siglo V antes de nuestra era-, a mi me lo enseñaron en la escuela pública, laica y gratuita de mi niñez, época bendita en la que ladrones había, de acuerdo, pero los empresarios -si es a eso a lo que te refieres- no tenían derecho a entrar en las escuelas, y las Boticas estaban en manos de gente decente.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: