SOCIALISTAS DE IZQUIERDA, SOCIALISTAS COMO ALLENDE


Sáharauis: en el mundo oprimido toda guerra de liberación es universal
marzo 21, 2009, 8:17 am
Filed under: General

Sáharauis: en el mundo oprimido toda guerra de liberación es universal

Rivera Westerberg

Una de las batallas de la República Árabe Sáharaui Democrática se libra en Chile. La RASD (الجمهورية العربية الصحراوية الديمقراطية) sucede a la colonia española del Sáhara Español, territorio que liberó el Frente Polisario y fue anexado en 1976 por Mauritania y Marruecos y ocupado por completo por este último país de 1979. La RASD está reconocida por cuarenta y cinco Estados; otros 22, que en principio lo hicieron, echaron marcha atrás y 13 más que tienen congeladas sus relaciones.

Hacia 1967 fue planteada por la ONU a España la independencia del Sáhara Occidental, pero la disputa entre Mauritania, Marruecos y Argelia por el territorio impidió cualquier acuerdo. Desde comienzos de la década de los años sesentas el Movimiento para la Liberación del Sáhara bregaba por la independencia; el MLS constituye el antecedente más directo de la conformación del Frente Polisario, 10 años después.

Historia mínima

Tras la marcha de miles de marroquíes hacia el Sáhara, maniobra político-propagandística del rey Hasan II, se firmaron los Acuerdos de Madrid en 1975, por los que España cedió el Sáhara a Marruecos y a Mauritania. La acción guerrillera del Polisario -con la solidaridad de Argelia- determinó que en 1979 Mauritania renuncie a su parte del territorio, que fue ocupado manu militari por Marruecos.

Treinta años después el Sáhara Occidental “goza” de un muro, zanja o berma de algo más de 2.000 kilómetrpos de extensión que lo divide de norte a sur. No menos de 150.000 soldados del ejército marroquí, lo vigilan con radares y protegen con un campo de minas antipersonales. El costo del control del territotiose estima para Marruecos en alrededor de un millón y medio de euros diarios. Al oeste, el territorio ocupado militarmente por Marruecos; al este la RASD es soberana. Y pobre.

Con la mediación de la ONU se llegó a un alto al fuego entre el Frente Polisario y el ejército marroquítras 20 años de enfrentamientos en septiembre de 1991, como condición para un referendum sobre la autodeterminación del territorio. Sin embargo los impedimentos puestos por parte del reino de Marruecos imposibilitó su realización.

Sáhara Occidental subsiste básicamente de la pesca y de algunas algas; también de dátiles y en alguna medida de la ganadería. Hay riquezas minerales, azufre y petróleo -explotado por empresas extranjeras en el área ocupada militar e ilegalmente por Marruecos-. La RASD negocia algunas empresas la exploración de yacimientos, pero los rsultados son escasos dado el peso de Marruecos en el área y en el ámbito internacional.

Por ahora la mayor fuente de ingresos son las minas de azufre también en manos marroquíes y bajo una política de secretismo y desinformación, para evitar la eventual intervención de la ONU. La producción de fosfato es elevada y la administración de Marruecos la oculta y minimiza hasta extremos increíbles, materia en la que cuenta con la complicidad de los compradores.

La amarga realidad de la opresión

Ninguna entidad, centro de estudios, ONG o agencia ainternacional que haya recabado infotmaciòn in situ o analizadao a la luz de documentos y testimonios la realidad en esta parte del Sáhara desconoce la acción represiva de las políticas de Hassan, primero, y en la actualidad de Mohamed sobre la población sárahui.

El gobierno marroquí prohíbe incluso las manifestaciones pacíficas y rehúsa el reconocimiento jurídico de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. Más: sus fuerzas de seguridad arrestan, maltratan y torturan a los manifestantes y a los presuntos militantes sáharauis, forzándolos a firmar declaraciones que los incriminan.

En cuanto a los tribunales de justicia, los declaran culpables de cualquier cosa y los encarcelan.

En esta dimensión cobra interés la escaramuza protagonizada en Chile por la Asociación Latino Americana de Amistad con la RASD, por una parte, y el embajador marroquí Abdelkader Chaui Ludie respecto de la situación de los derechos humanos en esa región.

Combate epistolar

El embajador Abdelkader Chaui Ludie dirigió, el 13 de marzo, una misiva al “Honorable Señor Presidente (de la) Cámara de Diputados”. Dice:

“Una Asociación Latino Americana de Amistad con la RASD acaba de remitirles una carta, junto con una síntesis del reciente ‘informe’ de la organización americana Human Rights Watch (RHW), referente a la situación de los derechos humanos en el Sáhara, con el fin de informar a su Excelencia sobre las violaciones supuestamente perpetrados por el Reino de Marruecos contra la población Sáharaui.

“Al respecto, me es grato comunicarle algunos acontecimientos respecto al tema y que indudablemente reflejan la postura de nuestro país sobre dicho ‘informe’ calificado por el Consejo Consultivo de Derechos Humanos en Marruecos (CCDH) como ‘una falta flagrante de criterios científicos’, por las siguientes razones:

“1- Este informe traiciona una verdadera inclinación anti marroquí. (…) Incluso si pretenden no pronunciarse sobre el fondo político de la cuestión de las provincias saharianas, queda patente que los autores del informe encajan en realidad las tesis secesionistas del Polisario, y por lo tanto no tienen la imparcialidad que les permita alegar de una manera creíble los derechos humanos.

“2- La parcialidad de los autores del informe ya aparece a través del desequilibrio evidente entre su tratamiento, desde un punto de vista puramente metodológico, del caso de las provincias saharianas de Marruecos, y su tratamiento del caso de los campos de Tindouf. (………) Las violaciones sospechadas durante los cuatro días pasados en los campos sobrepasan -para quien sabe leer entre las líneas- tanto en gravedad como en número, a las que supuestamente han sido perpetradas por Marruecos en sus provincias saharianas.

“3- Los autores del informe (…) ocultan completamente los logros de estas provincias en materia de derechos económicos y sociales, mientras que los derechos humanos son indivisibles.

“4- Olvidando su propósito de denunciar supuestas violaciones a los derechos humanos en las provincias saharianas (…) los autores del informe entran en pugna con las leyes marroquíes.

“5- Continuando con sus argumentos errados, los autores del informe (tienen) tiene como objetivo, contra la orientación tomada por la comunidad internacional desde la presentación por Marruecos de su Plan de Autonomía, minar la soberanía nacional de Marruecos”.

Las aclaraciones y desmentidos del diplomático se originaron en una carta “hecha llegar a cada uno de los diputados y senadores de Chile”. En ella se dice que el informe en cuesti+on puede ser leído en el portal de la asociación (www.saharaui.cl).

La carta, fechada el dos de marzo, es breve:

“De nuestra alta consideración:

·Como Usted sabe, en mayo de 2006 junto con solicitar a la Presidenta de la República el reconocimiento por parte de Chile de la República Árabe Sáharaui Democrática (RASD), la totalidad de dirigentes y representantes de Organizaciones de Derechos Humanos de nuestro país, junto a un amplio espectro de dirigentes políticos y parlamentarios de gobierno y oposición, rectores y académicos universitarios, escritores, intelectuales y artistas, expresaron su alta preocupación ante las graves violaciones a los derechos humanos de la población Sáharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, cometidas por las fuerzas de ocupación de Marruecos desde 1975.

“Lamentablemente las sistemáticas violaciones a los derechos humanos continúan perpetrándose hoy y constituyen una alta preocupación de todas las organizaciones de derechos humanos (Amnistía Internacional, Human Right Watch, Federación Internacional de DDHH y la Organización Mundial contra la Tortura). Sobre estos graves hechos, consideramos que Chile debe sumar su voz para exigir que cese la tortura en las zonas ocupadas, los juicios sumarios, la liberación de los presos políticos Sáharauis y el esclarecimiento de los más 526 detenidos desaparecidos Sáharauis.

“El reino de Marruecos viola sistemáticamente los derechos de la población Sáharaui en los territorios ilegalmente ocupados. Sobre esta grave situación, le hacemos llegar adjunto una síntesis del reciente informe diciembre de 2008 por Human Rights Watch referente a la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

“Atentamente,

(Firman):
Esteban Silva Cuadra
Presidente
Asociación Latinoamericana de Amistad
con la República Árabe Sáharaui Democrática (RASD)

Gabriel Pozo
Presidente
Comisión de Derechos Humanos Juveniles (CODEJU)


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: